HUMANOS ¿DE DÓNDE? DERECHOS ¿DE QUIÉN?

 

impactantes-fotos-de-africa-1440x810

 

Tenía un vecino que, para buscar aprobación a sus notorias tropelías en el barrio, se escudaba en algunas frases altisonantes; que, usadas por él, se convertían en verdaderas blasfemias. Mi madre solía decirle: DEJA ESA FRASE TRANQUILA CELEDONIO, QUE EN TU BOCA SE VUELVE PROSTITUTA.

Es notable el parecido de aquella situación pueblerina con la utilización que ahora dan los dueños del poder a ¨LOS DERECHOS HUMANOS¨, resulta que un término que engloba cosas tan sagradas para la humanidad se ha convertido de buenas a primeras en excusa para dividir, agredir, asfixiar y hasta para asesinar. Dramática paradoja que conduce a una obligatoria separación de las dos partes del concepto.

Primero los DERECHOS y aquí se comienza a enfermar el ojo de la yegua porque se supone que deben ser los mismos para todos, es decir que el presidente de Burundi tendría la misma potestad que el de Estados Unidos, lo cual todo parece indicar que no es así. Siguiendo el análisis, entonces los niños que se mueren de sed en África deberían salir en la prensa con similar magnitud que los que mueren en un tiroteo en La Florida, pero tampoco es así; los apaleados, reprimidos y asesinados por la dictadura de Pinochet en Chile o el Apartheid en la Sudáfrica racista, debieron de contar con la solidaridad y respaldo por parte de Europa y Estados Unidos, al mismo nivel que la reciben hoy los manifestantes que provocan disturbios en Venezuela o Nicaragua y como vemos, eso no ha pasado.

En ese mismo sentido Argentina habría tenido el DERECHO de contar con el apoyo de los Yanquis en su guerra por las Malvinas, pero todos sabemos que los Norteamericanos se unieron a los ingleses. Cuba habría tenido similar DERECHO, que el Gobierno de EEUU después del 11 de septiembre, para juzgar a los asesinos que pusieron una bomba en un avión civil cubano y viven como Carmelina en Miami, lo cual evidentemente no ocurre.

Después viene la parte de los HUMANOS y aquí otra vez se cagó el buey, pues resulta que: dos manitos, dos piecitos, la misma cantidad de deditos y una cabeza con diseño coincidente, debía conducir a pensar que todos los niños son iguales y aquí llega el error, unos se mueren de hambre y otros de obesidad. Unos tienen vacunas y otros no, unos duermen en las calles y otros no, unos no tienen escuelas y otros sí.

Y cuando crecen los HUMANOS en vez de mejorar la cosa se les complica otro poco y si les toca vivir al sur del planeta allí mismo te afincan la etiqueta de subdesarrollado, indio, negro, delincuente, marginal o perezoso, te bajan la categoría y dejas de ser interés mediático para convertirte en daño colateral.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “HUMANOS ¿DE DÓNDE? DERECHOS ¿DE QUIÉN?

  1. Plenamente de acuerdo con este texto, nuevo texto, del hermano Miguel. Siempre acertado en su visión costumbrista de un mundo que pareciera estar en decadencia. Estamos ante la presencia de un texto que vale la pena leerse entre amigos o enemigos, entre todos aquellos que nos preocupamos por hacer un mundo mejor cada día

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s