RELATIVIDAD

 

 

565a885910ca3

Cuando el Alemán Albert Einstein (aquel cuya esposa se jactaba afirmando: YO SI TENGO EL MEJOR FÍSICO DEL MUNDO) anunció su teoría de la relatividad, provocó un estremecimiento en el universo de la ciencia, ante la perspectiva de que a partir de ese momento habría que mirar a los fenómenos naturales desde otro punto de vista. La cuestión relativista se puso de moda y el término paso de la física a la vida cotidiana y así las cosas, de buenas a primeras, nos dimos cuenta de que casi todo era relativo.

La cuestión dependía siempre del ángulo desde donde se mire, de la posición del observador, de la velocidad y hasta del tiempo. Lo que antes tenía una connotación determinada, después podía cambiar. Un acontecimiento similar variaba notablemente y aunque se parecía, ya no era lo mismo.

Veamos algunos ejemplos, unos más simples, otros más profundos. Cuando yo vivía en mi barrio guardaba la mejor ropa para visitar La Capital, tenía entonces una Guayabera y una camisita de cuadros que no se activaban hasta que no había en el ambiente algún “run run” de viajecito al Capitolio y ahora que vivo en La Capital, pues guardo mi mejor ropa para visitar el barrio natal.

Andar diciéndole a todo el mundo sus costumbres más íntimas, contando que se embarró la nariz de huevo en el desayuno, que al medio día le dio dolor de barriga, que se le hinchó una nalga y que su novia se pintó el pelo de azul, era tenido como una señal de mal gusto o un síntoma inequívoco de que usted estaba entrando apresuradamente en el campo del chisme y la guanajería, pero ahora resulta que eso es normal y se llama Facebook.

El uso de algunas palabras o frases del español es también relativo, todo depende del país donde usted las utiliza, en una ocasión compartiendo con unos amigos del hermano pueblo venezolano, que estaban de visita por acá, los convidé muy desenfadado y natural a que me acompañaran a COGER LA GUAGUA y ellos algo sorprendidos y alarmados, me aseguraron que eso de estar haciendo el amor con los ómnibus no les parecía muy normal.

También están los personajes relativistas, con sus maromas verbales, uno de ellos se volvió notable cuando atrapado en una polémica sobre determinado tema, quiso quedar bien con dios y con el diablo y ante el asombrado auditorio sentenció: ESO ES RELATIVO COMPAÑEROS, ES UNA CUESTIÓN QUE NI NOS AFECTA NI NOS BENEFICIA, TODO LO CONTRARIO.

Este asunto de la relatividad, como es tan complicado, traté de explicárselo a mi abuelo con un ejemplo físico sencillo, le dije que aunque los seres humanos pueden llegar a pesar una cantidad específica en la Tierra, ese número puede cambiar drásticamente cuando ponen un pie en otros planetas o lunas, pues el peso de las cosas en esos lugares puede cambiar, subir o bajar y por ejemplo algo de 100 KG en la tierra pasaría de 250 KG en Júpiter, él se quedó pensativo  unos segundos y luego me dijo: AH, YA ENTIENDO,  YO CREO QUE LOS BONIATOS QUE ME VENDIÓ “BÁSCULA HERIDA” EL DEPENDIENTE DEL AGRO, DEBEN SER DE JÚPITER PORQUE AQUÍ EN LA CASA PESABAN 5 LIBRAS Y EL ME COBRÓ POR 10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s