EGOÍSMOS

 

1365002939_513782_1365004025_noticia_normal

 Un personaje de mi infancia, de rasgos asiáticos pero sin familia en aquellas lejanas tierras, fue bautizado por la muchachada como Yosi Como Solito, célebre por su consumado egoísmo y porque molía la masa de los cocos con su propia boca para luego, con esa peculiar “materia prima”, fabricar los turrones que más tarde comía a la vista de todos. Con esta repugnante técnica garantizaba el consumo exclusivo del popular dulce; pues sus vecinos, que conocían de esta detestable costumbre, jamás se habrían atrevido a probar dichas confituras.

Anselmo era otro que también se las traía, al extremo de que solo pelaba la mitad del boniato que a él correspondería una vez cocinado, dejando la otra parte a su pobre mujer, que hastiada de este y otros abusos semejantes terminó por largarse con Corteza Blanda, el panadero de la zona y le dejó a su ex, una notica bastante caliente: AHORA SI QUIERES PELAS TODO EL BONIATO PARA TI O SI PREFIERES SIGUE PELANDO TU MITAD Y LA OTRA YA SABES A DÓNDE METERLA.

Yurislexia (que no es una enfermedad, es el nombre que le pusieron sus padres) fue una tarde a devolver unas tijeras que mi madre le había prestado y en esa breve visita contó que se iba del país definitivamente, mi mamá con verdadero pesar le comentó: CONTRA MIJA NOS ABANDONAS y la joven solo atinó a decir con desgano: SI, ALLÁ ESTÁ MI GENTE, LES VA BASTANTE BIEN Y NO LES FALTA DE NADA, EN FIN AQUÍ YA NO TENGO NADA QUÉ HACER. Dice mi vieja que le dolió la frase, sobre todo pensando en las veces que el Barrio acudió solidario en ayuda de la muchacha, cuando la bonanza económica aun no tocaba a su puerta.

De los males humanos que lastran la plenitud de nuestra especie y nos ponen aún muy lejos de ser todo lo racionales que aseguramos ser, yo asigno una gran cuota de responsabilidad al egoísmo, catalogado por Martí como “el mal del mundo”. Su arraigo y proliferación suele exacerbarse en tiempos de carencias y momentos difíciles, justamente cuando más se necesita su inexistencia.

Su presencia hiere y separa, alejando todo intento de ser mejores en un mundo lleno de cosas peores; el egoísmo pudre el alma y espanta los amigos, que son el único amuleto que le queda a la civilización para evitar su propia muerte. Pero, ¿qué pasa en el corazón de los hombres, por qué se espantan de allí los sentimientos solidarios que vienen incluidos en el paquete de inocencia que pone la naturaleza en cada niño?

Cuba, la isla de la solidaridad con el mundo, la de los vecinos que se reparten lo mucho y lo poco, la de las razas mezcladas, la de los médicos que no preguntan quién eres o qué piensas a la hora de salvarte la vida, la de la gente que te brinda su casa cuando la noche o un percance te alejan de los tuyos, no puede sucumbir ante las glorias efímeras del dinero o las cosas materiales.

6 comentarios sobre “EGOÍSMOS

  1. Muy interesante compañero, esas realidades parecen insignificantes pero calan hondo en la vida de un ser humano, sus valores, sus principios, su felicidad que pasa por el modelo cultural que se va tejiendo en torno a una ideología que se disfraza de modernidad.

    Le gusta a 1 persona

  2. Egoísmo, egocentrismo, avaricia, codicia, ingratitud, perversidad , son alguno de los diablos que cohabitan en las almas de la especie que dice humana, y que solo la cultura, entiéndase por cultura, el habito de sembrar y cultivar valores, puede contener esos desenfrenos a los que desde que nacemos hasta que morimos vamos a estar expuesto, la incultura, puede ser el detonante ex servador de todos estos flagelos y que pueden hacernos comportar peores que los animales, porque los animales actúan con equilibrio coexistente, los incultos o los antivalores no ,los incultos o los que no cultivan valores, lo depredan todo por perversidad, y en no pocas ocasiones con un alto grado de intelecto simulador y pervertido.

    Le gusta a 1 persona

  3. Lo malo que nos pueda parecer algo de lo que hacen los animales, no lo es tal, porque actúan con equilibrio ecológico y coexistente, los incultos o los antivalores no ,los incultos o los que no cultivan valores, lo depredan todo por perversidad, la naturaleza, la economía, el espíritu y la ética, y en no pocas ocasiones con un alto grado de intelecto simulador y pervertido.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s